Tag Archive innovacion social

Las zonas rurales como impulsoras de salud

Pilar Gil No Comments

¡Qué suerte tienes de vivir en un pueblo! Esta afirmación, que servidora comparte y se dice a sí misma cada día, sale muchas veces de la boca de quienes no tienen esa posibilidad. Y es que la vida en un entorno rural es mucho más llevadera, más amable. En lineas generales, se dice que la calidad de vida (bienestar físico, material, social y emocional) es mucho mayor para quienes vivimos en los pueblos.

Se me ocurren varias cosas positivas de esta vida entre montes: el contacto directo con la naturaleza, respirar aire puro, poder disfrutar de un paseo en silencio, son cosas que están ahí, formando parte del día a día de los que disfrutamos del entorno rural. Y cuyos beneficios físicos y psicológicos son tan unánimemente reconocidos como incalculables.

Las zonas rurales como impulsoras de salud - Tomates Felices

Foto de pexles.com

El sentido de pertenencia a la comunidad es algo muy marcado, ­en un pueblo nos conocemos todos­, y hace que incluso en la soledad de tu casa, sepas que, si lo necesitas, tus vecinos están ahí cerquita dispuestos a ayudarte. Esto se traduce también en una mejora en la calidad de las relaciones, en un poder compartir diariamente experiencias de una forma natural y cercana. La vida se torna sencilla, eres capaz de sentir el valor de lo tradicional, de las pequeñas cosas. Todo va más despacio, a una velocidad más humana podríamos decir.  

La salud y el entorno

Más allá de la mera opinión, parece estar suficientemente probado que el medio en el que se vive determina en buena medida el modo en que vivimos. Contando con la influencia que puedan ejercer los diferentes hábitos de vida, la calidad en la alimentación, etc, hay estudios que indican que, en lineas generales, la auto-percepción de salud, el apoyo social y familiar son superiores en el medio rural y la frecuencia en las visitas a consultas médicas menor.

¿Quiere decir todo esto que las personas que vivimos en los pueblos no sufrimos en algún momento un mal día, un episodio de estrés, una tristeza inesperada? Por supuesto que no. La diferencia está en la calidad de las oportunidades para gestionar estos momentos de crisis, que en un pueblo pasan por algo tan básico como salir y practicar alguna actividad al aire libre, ir a la asociación de vecinos a pasar la tarde, mirar al cielo y ver descolgarse las estrellas...

Para las personas con enfermedad mental la vida rural puede resultar un bálsamo que atenúe los síntomas de la enfermedad. La bibliografía especializada nos recuerda que los estilos de vida están estrechamente vinculados con la génesis de la enfermedad y con la evolución de la misma. Este es el caso del modelo de vulnerabilidad, probablemente el modelo explicativo de los trastornos mentales crónicos más aceptado por los profesionales que trabajan en el campo de la rehabilitación psicosocial y la salud mental.

En este modelo se alude a la incidencia de factores sociales y físico-ecológicos en el origen y la causalidad de los trastornos mentales. Tomar conciencia de esta realidad, tiene que ver tanto con la mejor y más aguda comprensión de las problemáticas psiquiátricas, como con darse cuenta de que influye en las posibilidades de rehabilitación psicosocial de las personas que las padecen.

Partiendo de la convicción de que en el ámbito de la enfermedad mental son necesarios tratamientos integrales, más allá de la hegemonía de los tratamientos farmacológicos. Y teniendo en cuenta que la enfermedad mental brota en gran medida de la interacción de la persona enferma con su entorno, vamos a proponer el que para nosotros es el mejor entorno posible. Esta es la filosofía que nos impulsa a poner en marcha Tomates Felices, un proyecto que parte de la vida en zonas rurales como impulsoras de salud y de oportunidades de trabajo para las personas con enfermedad mental.

¿Te gustaría conocer más factores que influyen en la salud mental de las personas?

En nuestro blog hablaremos regularmente de temas como este.

Inclusión Laboral en zonas rurales de personas con problemas de salud mental

Inclusión laboral en zonas rurales de personas con enfermedad mental

Sebas Molina one comments

Últimamente se viene utilizando el término inclusión (antónimo de exclusión) diferenciado del de integración debido a las connotaciones negativa, por malas prácticas de pésimos profesionales, que se han asociado a centros y programas de integración que no cumplen los mínimos requisitos que se esperan de iniciativas de este tipo. Esto no quiere decir que todo el que trabaja o ha trabajado por la integración lo haya hecho mal, sino que algunos han contaminado ese término y ha sido necesario utilizar uno nuevo, con nuevas connotaciones y objetivos. Inspirados en otras imágenes que circulan por la red hemos creado esta descriptiva ilustración con un toque Tomates Felices:

Tomates Felices persigue la inclusión laboral de personas con problemas de salud mental

Tomates Felices persigue la inclusión laboral de personas con problemas de salud mental

Empleo y desempleo de personas con enfermedad mental en zonas rurales

Según estadísticas oficiales sólo 1 de cada 4 personas con discapacidad tiene empleo. En la última década se ha duplicado su tasa de desempleo. En el conjunto de personas con enfermedad mental el dato se reduce a 1 de cada 5 personas con empleo.

Sólo 1 de cada 5 personas con problemas de #saludmental tiene #empleo. Clic para tuitear

La inclusión laboral de personas con problemas de salud mental debemos enmarcarla dentro del proceso terapéutico de sus patologías, ya que es importante que todas las actuaciones dirigidas al colectivo vayan en consonancia y con un mismo objetivo: la mejora del bienestar de la persona.

No se puede hacer trabajar a una persona a espaldas de su trastorno mental y sin tener en cuenta las características del mismo. Por esto, es primordial la labor de acompañamiento y seguimiento de profesionales en psicología, trabajo social o de ocupación del tiempo libre.

El acceso a estos servicios profesionales en las zonas rurales es más escaso y complicado, por lo que hay que hacer un mayor esfuerzo desde las propias iniciativas de inserción laboral para ofrecer todos los recursos necesarios para aumentar las posibilidades de éxito en la inclusión de la persona en el mercado de trabajo.

Un caso de éxito

La Fageda es el ejemplo paradigmático de lo descrito anteriormente.
Cristobal Colón fue pionero en esto de la inclusión laboral de personas con problemas de salud mental. Ante una situación que marcaba el destino de estas personas a la exclusión y marginación social (el cierre en la década de los 80 de los hospitales e instituciones psiquiátricas o manicomios, como se conoce popularmente), este psicólogo entendió la necesidad de ofrecer una alternativa que normalizara la vida de personas que se veían expulsadas a una sociedad que ni las entendía ni las quería integrar.

Desde entonces, 30 años después, estos problemas siguen existiendo en muchos lugares, siendo las zonas rurales las que más lentamente se van deshaciendo de viejos prejuicios y miedos, que generan los grandes estigmas que recaen sobre la enfermedad mental aun hoy día.

Otro enfoque: MindFood

En Inglaterra, el proyecto Mindfood se creó con la intención de ofrecer una alternativa terapéutica a personas con problemas de salud mental y/o adicción a drogas, que no conseguían buenos resultados con los tratamientos psico-terapéuticos habituales.

MindFood, al igual que Tomates Felices, utiliza el cultivo de la huerta y la venta de las hortalizas como herramienta terapéutica y de generación de bienestar en las personas que participan en sus programas.

Lo que proponemos desde Tomates Felices

El propósito de este proyecto es la inclusión socio-laboral de personas con enfermedad mental, así como la adquisición de medios y capacidades personales, sociales y laborales, que permitan la integración en la comunidad como cualquier otra persona y por ende, la mejora de su la calidad de vida y su bienestar.

Para ello los objetivos que nos marcamos son:

  • Mejorar las habilidades de comunicación para favorecer las relaciones interpersonales y socializadoras.
  • Potenciar la autoestima, la confianza y el auto-cuidado, favoreciendo la autonomía individual y social.
  • Mejorar las habilidades cognitivas, manuales y psico-motrices.
  • Trabajar en el manejo del estrés asociado a la vida diaria.
  • Capacitar en la organización del tiempo, diferenciando tiempo libre de tiempo de trabajo.
  • Dar visibilidad al colectivo, así como romper con los estereotipos y mitos en torno a la enfermedad mental y las personas que la padecen.
  • Potenciar los hábitos de vida saludable.

Tomates Felices quiere así convertirse en un referente de la inclusión laboral en zonas rurales, aportando nuevas fórmulas y trabajando desde la base que ofrece la producción agrícola, la venta de tomates y otras hortalizas, la oferta de experiencias vivenciales y la generación de oportunidades en nuestro entorno.

Las imágenes son de MindFoofd

¿Quieres más información como esta?

No te pierdas más posts sobre la Inclusión Laboral en zonas rurales.

Salud Mental e Inclusion Laboral - Tomates Felices

Notas sobre salud mental e inclusión laboral – 6 octubre 2015

Tomates Felices No Comments

Después de nuestro paso por el #coworkingrural de septiembre nos planteábamos la necesidad de contar más cosas sobre las bases principales de nuestro proyecto: salud mental e inclusión laboral.

Iniciamos hoy con esta entrada una sección de Notas sobre Salud Mental e Inclusión Laboral, que iremos ampliando periódicamente, en la que aportaremos noticias, enlaces e información relevantes sobre estos temas.

Noticias de Salud Mental e Inclusión Laboral

Una extra:

¿Quieres más información como esta?

Hablaremos regularmente de Salud Mental e Inclusión Laboral: los propósitos de Tomates Felices

Comida en el #coworkingrural

Coworking Rural: impulso a Tomates Felices

Sebas Molina one comments

Tomates Felices necesitaba un nuevo impulso después de un mes de agosto ocupado con la materialización del 1º Festival Solidario de Arroyomolinos de León, donde estuvimos al pie del cañón los compañeros de la Asociación de Salud Mental FEAFES Huelva.

Del 7 al 12 de septiembre vivimos el primer #coworkingrural de Andalucía creado por los amigos de alma natura.

Trabajando en la idea, el propósito y las acciones

Aunque llevabamos ya unos meses trabajando en el proyecto, quedaban ciertas cosas por perfilar y afianzar en la idea de Tomates Felices.

A través de diferentes técnicas, píldoras formativas, conversaciones compartidas y reflexiones personales, se fueron definiendo diferentes conceptos y pasos a seguir que se podrían resumir en:

  • La idea: desde Tomates Felices cultivaremos un huerto, que nos proporcionará los productos que haremos llegar a las personas y empresas que, sensibilizados con la salud mental, afiancen su compromiso social con el colectivo de personas con enfermedad mental.
  • El propósito: favorecer la inclusión laboral de las personas con enfermedad mental. Mejorar su salud y la de sus familias, la de nuestros clientes y la de los consumidores finales de nuestros productos; a través del empleo protegido, de formación continua, de productos y experiencias, de información y conocimientos compartidos.
  • Las acciones: la principal es explicar y difundir qué es Tomates Felices, qué objetivos persigue y qué necesidades tenemos en cada fase del proyecto, ante los diferentes actores sociales, institucionales y económicos a los que nos presentemos. En este punto estamos, en dar a conocer Tomates Felices a cuantas personas puedan estar interesadas en aportar algo al proyecto.

#WorldCafé en Mesón Los Madroños, de Cortelazor

Más allá de Tomates Felices

Pero los aprendizajes de esta semana de trabajo fueron más allá de lo referente a nuestro proyecto de innovación social.

El hecho de tener que explicar el por qué de un proyecto así conlleva explicar la situación del colectivo de personas con enfermedad mental y del estigma que sufren aún a día de hoy. Conlleva contar algunas curiosidades sobre la inclusión laboral en entornos que se presuponen favorables a ello pero que no lo son, ... Y todo eso puso de manifiesto algo que a veces se escapa o se difumina en el día a día: además de explicar y difundir qué es Tomates Felices, o quizás como paso previo, debemos explicar que es la salud mental. Nuestro propósito está enfocado al colectivo de personas con enfermedad mental y debemos explicar cuál es su realidad y la de sus familiares y allegados, cuáles son los retos a los que se enfrentan diariamente, qué reivindicaciones se persiguen, etcétera, etcétera, etcétera.

Video debate "Sueño igual que tú" en el 1º Festival Solidario de Arroyomolinos de León

Video debate "Sueño igual que tú" en el 1º Festival Solidario de Arroyomolinos de León

Tomates Felices ya está yendo más allá de sus objetivos iniciales. Cada paso dado en el proyecto favorece cambios positivos respecto a la salud mental en las personas que mantienen algún tipo de relación con el mismo.

Y esta revelación quizás sea el impulso más importante que necesitábamos.

 

¿Quieres más información como esta?

Tomates Felices crece día a día, está atento a todas las novedades 🙂

Crowdfunding en Goteo.org

Redes

Lista de correo

Recibe novedades y promociones.